• Óxido de zinc en animales productores de alimentos

    oxido de zinc en animales
    23rd febrero, 2017

    El Comité de Medicamentos Veterinarios de la Agencia Europea de Medicamentos recomienda retirar los productos que contienen zinc destinados a animales productores de alimentos.

    El uso de medicamentos veterinarios es necesario en algunos casos cuando se habla de producción animal. Pero si se hace de forma incorrecta, puede tener efectos contrarios a los buscados.

    En alimentos como la carne, pueden encontrarse residuos cuya presencia dependerá de la naturaleza del producto, la dosis, la manera de aplicar y el tiempo que transcurre entre la última dosis y el sacrificio.

    El pasado mes de diciembre, el Comité de Medicamentos Veterinarios de la Agencia Europea de Medicamentos (CVMP) recomendó la retirada de todas las autorizaciones de comercialización para los medicamentos veterinarios con óxido de zinc destinados a los animales productores de alimentos.

    La utilización de antibióticos en la producción animal se inició hace unos 60 años con buenos resultados. Su presencia entre productores de ganado y de aves de corral responde a la necesidad de luchar contra una amplia variedad de enfermedades e infecciones. En líneas generales, un empleo adecuado de estos tratamientos promueve la salud y el bienestar de los animales y garantiza el suministro de alimentos seguros a los consumidores.

    El problema reside cuando los animales excretan los antibióticos que su cuerpo rechaza y estos restos se aprovechan para usos agrícolas. Esta contaminación se traduce, en la mayoría de los casos, en la formación de cepas resistentes a los antibióticos actuales.

    Una preocupación sobre la resistencia bacteriana y su posible amenaza a la salud humana que hace que los países estén reduciendo la utilización de antibióticos en los animales productores de alimentos. Es lo que podría pasar con el óxido de zinc, para el que el Comité de Medicamentos Veterinarios de la Agencia Europea de Medicamentos recomienda que se retiren los productos para animales destinados a la alimentación que lo contienen.

    ¿Qué efectos tiene el óxido de zinc?

    El zinc se añade a las dietas de los cerdos en desarrollo después del destete, con el fin de reducir la actividad bacteriana del trato gastrointestinal de los lechones destetados por Escherichia coli.

    Esta enfermedad aparece durante las primeras semanas después del destete y, a menudo, está relacionada con la disminución de la ganancia de peso, así como con la mortalidad en lechones destetados.

    Se ha demostrado que un uso correcto del zinc reduce de manera significativa la incidencia de diarrea en los lechones, que es para lo que está indicado.

    Otras consecuencias más dañinas que puede tener el zinc es que puede afectar a la flora intestinal y promover la propagación de la resistencia a los antibióticos.

    También se ha probado que administrar óxido de zinc a los lechones recién destetados en dosis de 3.000 ppm (partes por millón) durante largos periodos de tiempo puede tener efectos perjudiciales para su crecimiento.

    El óxido de zinc, en dosis altas, puede suponer un importante riesgo de contaminación ambiental.

    Ahora, la Comisión Europea, a instancias del CVMP tiene previsto iniciar una consulta con todas las partes afectadas para analizar la recomendación de retirar la autorización de comercializar medicamentos veterinarios con óxido de zinc destinados a los animales productores de alimentos.

     

    Fuente: Consumer

  • Archivos

  • Datos del contacto

    • C/ Tierra de Barros, 2
      28820 COSLADA (Madrid)
    • Teléfono: 916 739 149
    • Fax: 916 739 148
    • E-mail: alkemi@alkemi.es
    • Lugar Montemogos, 151 Beluso
      36937 BUEU (Pontevedra)
    • Teléfono/fax: 986 415 279
    • C/ Miriam Blasco P 147 2º B
      47014 (Valladolid)
    • Teléfono/Fax: 983 345 974