Mitos sobre el zumo envasado

¡Califícanos!

31st mayo, 2019
zumo

Existen algunos mitos sobre los zumos envasados que conviene despejar. En este artículo te vamos a explicar algunos de los mitos más extendidos y por qué carecen de fundamento:

Distingue entre zumo y néctar

En primer lugar, conviene distinguir entre zumo de fruta y néctar. El primero es realmente el zumo que conocemos obtenido de frutas exprimidas, batidas o a partir de concentrado (sin agua). El néctar por su parte puede contener azúcar añadido, miel y edulcorantes artificiales. Fíjate en el envase.

Zumo de fruta sin azúcares añadidos

Efectivamente, salvo que la empresa envasadora vulnere la ley, el zumo de fruta no puede contener azúcares añadidos en virtud del Real Decreto 781/2013. La creencia de que los zumos llevan por lo general azucares añadidos es falsa. Si en la etiqueta pone que es exclusivamente zumo de fruta natural, puedes confiar en ello.

El zumo de fruta tiene mucha azúcar

El zumo de fruta contiene el azúcar que la propia fruta ofrece. Las cantidades de azúcar las podrás encontrar en las etiquetas de cada zumo, así como la cantidad de azúcar diaria recomendada. Por ello, si bien el zumo contiene azúcar se mantiene dentro de los márgenes recomendados por la OMS.

Tomado con moderación es saludable

No se recomienda un uso abusivo del zumo de fruta, entre otras cosas por su contenido de azúcares, que, aunque sean naturales siguen siendo azúcares. En este sentido se recomienda beberlos con moderación. Un vaso de zumo al día es lo ideal.

Contribuye a ingerir fruta y verdura

El zumo de fruta puede ser una fuente adecuada de ingesta de fruta y verdura fresca. Por lo general, mantiene la mayoría de los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo del organismo. Sin embargo, el zumo carece casi de fibra, por lo que siempre es algo mejor comer las piezas enteras.

 

  • Archivos