Los microorganismos no patógenos

Los microorganismos no patógenos

22nd junio, 2018
microorganismos

Al hablar de microorganismos no patógenos, nos referimos a la flora microbiana normal, es decir, el conjunto de seres pluricelulares que se encuentran habitualmente en individuos sanos.

En condiciones normales no producen ningún tipo de enfermedad en el portador y se encuentra habitualmente en el tracto gastrointestinal, urogenital, respiratorio, la piel o el oído. Su función principal es competir con los microorganismos patógenos por los nutrientes, pudiendo producir enfermedades debido a un aumento en la población microbiana o a alteraciones de las barreras naturales mucosas y piel.

Pero además de en seres humanos, los alimentos también permiten el desarrollo de diferentes microorganismos que pueden transmitirse mediante el consumo de estos, así como microorganismos de contaminación exógena responsables de toxiinfecciones alimentarias y microorganismos saprofitos capaces de alterar alimentos o involucrados en la producción de alimentos fermentados.

A lo largo de los años un amplio número de patógenos se ha transmitido a través de los alimentos: bacterias virus y parásitos. Hoy en día, la evolución ha demostrado que son responsables de enfermedades que han aumentado en las ultimas décadas. Su fácil difusión y rápida propagación es otra de las características, afectando a sensores sensibles como niños y ancianos.

Es importante destacar que, durante el auge de microorganismos en los alimentos, la cepa tiene una alta letalidad, especialmente en las infecciones en las que la presencia y expresión de los factores de virulencia marca la diferencia.

Los principales patógenos de los alimentos son la Salmonella, el Campbylobacter, Listeria monocytogenes, el Staphylococcus aureus, la Eschericha coli y varios virus entéricos que engloban diferentes tipos de los mismos asociados a cuadros clínicos en humanos.

El análisis de alimentos junto al desarrollo de técnicas de tipo bioquímico, inmunológicas y genéticas más sensibles y eficaces para aislar e identificar los microorganismos que se consideren responsables de toxiinfecciones alimentarias.

  • Archivos