Las algas, una especie en extinción por el cambio climático

28th junio, 2019
algas

Son muchos, demasiados y muy importantes, los efectos que el cambio climático está teniendo en diferentes puntos, especies y medios de nuestra tierra. Dentro de todo este caos que el efecto de consumismo, producción industrial y despreocupación que el ser humano tiene, queremos recalcar el daño que el cambio climático está causando en un organismo encargado de la formación de ecosistemas marinos: las algas. Desde Alkemi te hablamos sobre el efecto que el cambio climático tiene en las algas. 

Hace algún tiempo, hablamos de un pasado muy reciente, las algas bañaban las costas de nuestro país, sobre todo las playas de la costa Cantábrica. Esta imagen ha ido desapareciendo con el paso del tiempo y el efecto que tiene en ellas el cambio climático. Este efecto ha provocado varias acciones científicas. 

Según estos estudios, son varias las causas que están provocando la desaparición de ciertas especies de algas, pero la causa principal reside en el cambio climático que genera el calentamiento del océano. 

Las algas pardas o las rojas han desaparecido y como consecuencia la existencia de los bosques marinos que creaban especies de algas como estás, ha descendido de forma preocupante. 

La formación de estos bosques marinos es vital, ya que sirven como hábitat para muchos seres vivos. 

A los efectos del cambio climático, la contaminación y la subida de la temperatura marina, podemos sumar el efecto que causa la recolección de ciertas especies de algas que son vendidas para el consumo humano. 

El cambio es global, y este cambio tiene una gran repercusión, negativa, en muchas especies y formación de diferentes ecosistemas. 

Los expertos han solicitado que la administración trabaje sobre una serie de medidas para mitigar los efectos de este cambio. Además, piden que se pueda desarrollar seguimientos científicos para seguir la evolución de las poblaciones marinas y que las medidas relacionadas con la explotación comercial de especies como las algas, tenga un control más riguroso.

  • Archivos