Alkemi en La Sexta frente a las superbacterias

Alkemi en La Sexta frente a las superbacterias

27th febrero, 2018
superbacterias alkemi la sexta

Cuando hablamos de superbacterias, nos referimos a esas cepas de bacterias que son resistentes a la mayoría de los antibióticos usados comúnmente en la actualidad. Algunos ejemplos de estas superbacterias causan neumonía, así como infecciones urinarias y dermatológicas.

Tenemos que tener claro que las bacterias están por todas partes y la mayoría de ellas son inofensivas, pero otras son útiles y otras provocan enfermedades. Es así que las infecciones van desde algo suave hasta enfermedades potencialmente mortales.

Las infecciones causadas por las bacterias se tratan generalmente con antibióticos, medicamentos que han salvado incontables vidas, pero solo en el tratamiento de infecciones o enfermedades causadas por bacterias, ya que son inútiles contra las enfermedades virales, como el resfriado.

Hablar de superbacterias es hacerlo de cepas que han cambiado después de entrar en contacto con un antibiótico. Cuando esto sucede, estas bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos a los que han sido expuestos, provocando que los antibióticos no puedan matar las bacterias o detener su multiplicación.

Conscientes de este grave problema, las superbacterias se catalogan como una amenaza de primer orden, por ello la ONU ha lanzado una resolución alertando del peligro. Y es que cada año mueren unas 700.000 personas por estas infecciones, pero, para mitad de siglo XXI se teme que el precio sean 10 millones de vidas.

Ante esto, numerosos laboratorios químicos como el nuestro siguen investigando, como así se puedo ver en el programa de La Sexta, ‘Equipo de Investigación’.alkemi la sexta superbacterias

Mientras, la OMS advierte que la mitad de todo el consumo de antibióticos no es necesario y hace un llamamiento a tomar antibióticos únicamente cuando se necesitan y bajo prescripción médica, siguiendo las instrucciones y terminando siempre el tratamiento completo recetado.

Además de esto, hay otros hábitos como lavar las manos con agua y jabón de forma frecuente, usar desinfectante a base de alcohol e incluso mantener hábitos diarios saludables, por ejemplo, alimentarse bien, manipular los alimentos como corresponde, hacer actividad física y adoptar buenos patrones de sueño.

  • Archivos