• Hierbas medicinales, medidas para evitar riesgos

    Evitar riegos hierbas medicinales
    28th septiembre, 2016

    En los últimos años, el uso de plantas como el de hierbas medicinales, ha aumentado considerablemente. Estas, como todos sabemos, se ofrecen como remedio casero y natural, y, por tanto, la sociedad se piensa que está exenta de efectos adversos. Una creencia errónea de que lo natural no puede causar daños.

    Es de gran importancia regular prácticas como estas, dado el aumento de la demanda de estas hierbas medicinales, tener unos mínimos requisitos de control y seguridad para la protección de la salud de los consumidores.

    Además, cabe destacar que una misma planta, puede tener funciones diferentes, por ejemplo, desde un complemento alimenticio, a infusión, pasando por cosmético o medicamento.
    En nuestro país, el Real Decreto 1345/2007 establece como medicamentos aquellos productos a base de plantas que hayan pasado unos controles de calidad, eficacia, seguridad e información que se exigen en los fármacos.

    “Para regular un sector como el de los medicamentos elaborados por hierbas medicinales es muy complejo, ya que hay múltiples implicados”.

    Un último estudio realizado por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia reveló que, el 68% aseguran usar preparados de hierbas medicinales para prevenir o tratar afecciones.

    Además, estas plantas deben someterse a una normativa que contemple también la fabricación, distribución y dispensación, y, por tanto, quitarnos la idea de que son inocuas solo por ser naturales, ya que pueden contener principios activos que pueden ser perjudiciales, aunque mejoren ciertos problemas de salud.

    Algunos de los factores que contribuyen a la aparición de efectos tóxicos pueden ser, la sobredosificación, la presencia de sustancias tóxicas, la contaminación de preparados fitoterápicos (metales pesados, microorganismos o pesticidas), la interacción con medicamentos o confusión de especies vegetales.

    En cambio, existen otras plantas como la aromáticas, alimenticias o las silvestres que difieren su uso, ya que incorporan verduras, legumbre o frutas, por lo que tienen cubiertas las necesidades nutricionales. Otras como las gramíneas, que incluyen avena, arroz, trigo, cebada o arroz, han sido más estudiadas para adaptarlas a las necesidades nutricionales de las personas.

    Por último, debemos señalar la importancia que tiene el reconocer qué plantas silvestres son comestibles, ya que la apariencia no da ninguna pista sobre su seguridad alimentaria. Igual que en el caso de las setas, la prudencia es fundamental en este caso. La seguridad al consumir este tipo de plantas silvestres no puede determinarse por su apariencia. Por tanto, antes de recolectarlas, debemos aprender a identificarlas, una pauta cada vez más necesaria, ya que el empleo de estas plantas como alimento ha aumentado en los últimos años.

  • Archivos

  • Datos del contacto

    • C/ Tierra de Barros, 2
      28820 COSLADA (Madrid)
    • Teléfono: 916 739 149
    • Fax: 916 739 148
    • E-mail: alkemi@alkemi.es
    • Lugar Montemogos, 151 Beluso
      36937 BUEU (Pontevedra)
    • Teléfono/fax: 986 415 279
    • C/ Miriam Blasco P 147 2º B
      47014 (Valladolid)
    • Teléfono/Fax: 983 345 974