Disruptores hormonales

Disruptores hormonales

1st julio, 2014
bottles

La exposición diaria a través de la comida y productos electrónicos, cosméticos y plásticos que contienen sustancias químicas alteradoras hormonales (también llamadas disruptores endocrinos, EDCs por sus siglas en inglés), puede costar hasta 2.900 millones de euros en España, (31.000 millones en Europa), de acuerdo con un informe presentado por la Health and Environment Alliance (HEAL).

El cálculo se basa en una lista de enfermedades y problemas sanitarios que los científicos expertos en la investigación sobre disruptores endocrinos han identificado como “relacionadas con el sistema endocrino”.

Se trata de:
-Problemas reproductivos y de fertilidad, incluyendo el bajo número de espermatozoides.
-Anomalías del pene y los testículos en los niños pequeños.
-Cánceres de mama, próstata, testículos.
-Desórdenes conductuales en los niños, tales como el autismo y el déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
-Obesidad y diabetes

Las tasas de muchas de estas patologías están creciendo rápidamente. Por ejemplo, con la excepción de países que ya tienen una alta prevalencia como Holanda y Austria, todos los países de la UE están teniendo fuertes subidas de casos de cáncer de próstata, y los Estados Miembros del Este y Sur de Europa están asistiendo a un dramático incremento de tumores de mama (2). La prevalencia del autismo y el TDAH es ahora alarmantemente alta. Además, los expertos dicen que los EDCs tienen mucha capacidad para reducir el cociente intelectual, lo cual impide que los niños alcancen su pleno potencial. Algunos de los daños originados por la exposición fetal a los EDCs  permanecen ocultos inicialmente para emerger más adelante en la vida, bajo la forma de cánceres vinculados a las hormonas o un peor recuento espermático.

Fuente: Asociación Vida Sana

 

 

  • Archivos