Conociendo la legionella

Conociendo la legionella

13th julio, 2018
legionella

Todos hemos oído hablar de la legionella, bacteria cuyo hábitat es el ambiente viviendo de forma libre y presente en todos los habitats acuáticos como aguas superficiales de lagos, ríos, estanques y aguas termales.

Es la culpable de la legionelosis, enfermedad relativamente común que causa neumonías esporádicas y en ocasiones un cuadro febril. Hay 41 especies, siendo las Legionella pneumophila la especie más a menudo responsable de infección en el hombre. La legionelosis aumenta su aparición en verano y otoño, con pacientes entre los 55 y 60 años de media.

Su aparición es habitual en lugares que comparten una red de agua o sistema de distribución común de aire acondicionado como hoteles, hospitales o fábricas. Es en esas circunstancias cuando con frecuencia se han detectado puntos donde la humedad y temperatura permiten el desarrollo de la legionella que posteriormente se expande por diferentes mecanismos como los sistemas de ventilación.
Se adquiere vía respiratoria mediante la adhesión a las células epiteliales del aparato respiratorio. Es reseñable que los pacientes que la padece son, en mayor frecuencia, fumadores, alcohólicos o con enfermedades que reducen los mecanismos de defensa respiratorios.

Para hacer frente a la expansión de la legionella, es importante evitar las aguas estancadas, ya sean potables o no. En el hogar es importante evitar que depósitos o lugares de acumulación en los que incidan directamente los rayos solares, bloqueándolos de contaminación mediante cubiertas impermeables. Su reproducción en aguas estancas es más sencilla. Calentadores de agua por acumulación también son un punto en el que la legionella puede surgir y multiplicarse.

Se debe evitar también utilizar filtros o accesorios que acumulen agua en grifos o duchas limpiando los difusores de estos de forma habitual. La eliminación de incrustaciones de cal es muy importante y, por supuesto, limpiar la red de cañerías de forma anual para evitar encontrarnos con esta bacteria tan agresiva para el ser humano.

  • Archivos