Bacterias: microorganismos omnipresentes

Bacterias: microorganismos omnipresentes

28th noviembre, 2018
bacterias

Las bacterias son microorganismos que se pueden encontrar en todas partes. La inmensa variedad de especies ha permitido a estas formas de vida colonizar casi cualquier punto del mundo. Tampoco hace falta remarcar que han sido y siguen siendo elementos esenciales para la vida actual.

Además, algunos tipos de bacterias son de interés especial para el ser humano, ya sea por temas de salud, para desarrollar procesos industriales o por su uso como marcadores de la calidad del ambiente.

Existen muchas maneras de clasificar los tipos de bacterias, como por ejemplo según su fuente de alimentación o según su respiración. Pero uno de los criterios más clásicos y tradicionales que existen a la hora de diferenciar tipos de bacterias consiste en hacerlo a partir de características morfológicas. Por ellos vamos a ver las diferentes formas de bacterias.

1. Cocos

Este tipo de bacterias se caracteriza por tener una envoltura celular de forma esférica. Es decir, cuando son observadas por el microscopio son células circulares.

2. Bacilos

La característica principal en este tipo de bacterias es que presentan forma de bastoncillos alargados.

3. Helicoidales

En este último tipo de bacterias se agrupan distintas formas que presentan curvaturas en su estructura. Pueden ser entendidas como si fuesen bacilos que se han retorcido sobre sí mismos, alcanzando una forma de hélice.

Habiendo conocido los diferentes tipos de bacterias que existen y sus características vamos a ver la diferencia que tienen con los virus. En cualquier caso estos dos términos no significan lo mismo, y en el caso de vernos afectados por alguno de ellos el tratamiento será totalmente diferente. ¿Pero qué diferencia hay entre virus y bacteria?

  • Los virus resultan siempre perjudiciales para la salud, mientras que las bacterias pueden ser beneficiosas.
  • Las bacterias son organismos vivos que tienen una célula, mientras que los virus precisan para mantenerse vivas de células huésped.
  • Las enfermedades vinculadas a las bacterias y consideradas infecciosas necesitan de un tratamiento con antibióticos, mientras que en el caso de los virus utilizaremos vacunas o antivirales.

 

 

  • Archivos