Aguas residuales una nueva alternativa a los fertilizantes

¡Califícanos!

7th marzo, 2019
fertilizantes

La explotación del suelo como fuente de alimentación para el ser humano y los animales es una realidad que data de prácticamente el principio de los tiempos. El agricultor fue el encargado de descubrir que, al trabajar un tipo de tierra determinada de forma continua, esta dejaba de producir la cantidad y calidad de producto deseado. Fue la misma figura del agricultor el que comprendió que a través del uso de fertilizantes, la tierra volvía a producir como si fuera la primera vez que la cultivaban.

Desde entonces es indiscutible que, el uso de fertilizantes en el sector de la agricultura es algo necesario. Pero poco a poco, el agricultor y su sector han sido conscientes de que el uso de fertilizantes químicos suponía un ataque muy directo al medio ambiente.Hemos pasado de utilizar fertilizantes puramente químicos a buscar uno solución más natural, menos agresiva. De ahí, el uso de lodos de alcantarillado, abono natural líquido y aguas residuales como fertilizante para producir alimentos.

La explicación del uso de aguas residuales para fertilizar el campo es simple. Estas aguas son ricas en fosfatos y amoniacos, nitrógeno y fósforos biodisponibles que por de forma general se vierten a los ríos, llegando al mar y perdiéndose esta fuente de producción que puede ayudar a la agricultura, ganadería y sustento del propio ser humano.

La posibilidad de recuperar los nutrientes que tienen estas aguas residuales es algo muy estudiando en países como Estados Unido, Alemania o los Países Bajos. Todos ellos son pioneros en el uso de este fertilizante. Mediante la depuración de estas aguas residuales se consigue extraer las sustancias contaminantes, limpiando el agua y convirtiendo esta agua en un tipo de fertilizante apto para el riego en el sector de la agricultura. A su vez, se puede obtener lodo regulado por una legislación específica para su reutilización como abono o compostaje.

 

 

  • Archivos